Tras una reunión los directivos deciden disfrutar de un poco de relax yendo al gimnasio, aunque la morena se ha quedado prendado de uno de ellos, un joven moreno con buen porte al cual va a hacer una visita en su despacho y viendo las intenciones, el chico dejará que se arrodille ante él para hacerle una buena mamada. Una cosa lleva a la otra y finalmente los dos acaban follando en el sofá del despacho, sin que nadie se entere de su dulce momento de placer.

⇓ Descargar Vídeo HD