Un tipo con la suerte de haber nacido con una polla bien gorda como es Manuel Ferrara no puede ni siquiera estar tumbado en el sofá de su casa sin que venga una chica negrita como Jada Fire a chuparle la polla, ponérsela aún más gorda y luego ponerse a cabalgar encima de él. Menudo calvario de vida…

⇓ Descargar Vídeo HD