Esta pobre rubia llevaba una semana trabajando como administrativa en una empresa dedicada al calzado. Ella aún no conocía muy bien a sus compañeros, pero entre todos ellos estaba uno llamado Erik Everhard, el cual rapidamente se ganó la confianza de la inexperta jovencita, hasta tal punto que le dijo un buen día que le haría unas técnicas que la relajarían y era un truco para terminar follándosela… ¿lo conseguirá?

⇓ Descargar Vídeo HD