La chica acude a visitar a su nuevo vecino en la piscina comunitaria, y descubre que es un chico muy interesante, tanto por su forma de pensar como por su cuerpo, que finalmente le empuja a, como una buena zorra que ha probado todas las pollas de la urbanización a lanzarse a probar la suya, que se deja hacer por la jovencita e incluso se soprende cuando se baja los pantalones y se encuentra una polla bien grande y jugosa.

⇓ Descargar Vídeo HD